¿Cómo deberías refrigerar tu CPU, con aire o con líquido?

August 28, 2017 |

[cta id="374901" vid="0"]

Independientemente del tipo de PC que decidas montar, vas a tener que refrigerar la CPU. Y aunque hay muchos tipos de PCs, solo hay dos formas en las que puedas llevar a cabo esta refrigeración: con aire o con líquido.

¿Cuál es la mejor manera de refrigerar una CPU?

Los pros y contras de la refrigeración por aire para la CPU

La mayoría de las CPU incluyen una solución de refrigeración por aire integrada, que descarga aire en la propia CPU. Aunque este tipo de refrigeración es suficiente para los usuarios casuales, los gamers suelen cambiar a otras refrigeraciones de aire existentes en el mercado que proporcionan mayor eficiencia. Algunos constructores de PC también lo hacen por motivos estéticos, para que su PC sea único.

Las refrigeraciones por aire que se encuentran en el mercado mejoran el rendimiento con respecto a las integradas, utilizando una base de cobre para extender el calor a través de tubos. Para aumentar la disipación de calor todavía más, incluyen ventiladores de alto rendimiento que llevan el calor fuera de la CPU mediante aletas especialmente diseñadas para ello. Para la mayor parte de  los gamers, una refrigeración por aire del mercado proporcionará mayor potencia para que su PC siga corriendo a temperaturas óptimas durante más tiempo.

La refrigeración por aire no está exenta de problemas, no obstante. Algunas son enormes y no entran en muchas cajas de PC, a menos que estés utilizando una especialmente pensada para estas soluciones de refrigeración de CPU de gran tamaño. También debes tener en cuenta que algunos ventiladores van a ser más ruidosos que los integrados.

Los pros y contras de la refrigeración líquida para la CPU

La refrigeración líquida es la mejor manera de refrigerar una CPU, puesto que el agua transfiere el calor de manera mucho más eficiente que el aire. También hará que tu PC sea más silencioso, ya que no tendrás ventiladores girando constantemente a un número de RPM elevado. Sin embargo, la refrigeración líquida puede ser peligrosa para el PC si el agua se filtra dentro del hardware.

Para ir a lo sencillo y seguro, recomiendo una refrigeración líquida todo-en-uno, que proporciona todas las ventajas del agua en un único y cómodo componente. Este tipo de refrigeración líquida incluye todo lo que te daría una solución custom sin necesidad de unir tubos, apretar ajustes o hacer agujeros en la caja de tu PC. Todas las refrigeraciones todo-en-uno están disponibles en distintos tamaños para que puedas encontrar exactamente lo que necesitas.

Las refrigeraciones líquidas todo-en-uno no se limitan solo a tu CPU, además. Añadiendo un kit de montaje, puedes obtener los mismos beneficios para tu GPU. Y como cualquier gamer te puede contar, refrigerar tu GPU es a veces más importante que hacerlo con tu CPU durante las sesiones de juego más largas.

¿Cuál es la mejor forma de refrigerar una CPU?

Ambos tipos de refrigeración, por aire y líquida, proporcionan un rendimiento superior que la que traiga tu CPU integrada. No obstante, la que decidas emplear en tu PC dependerá de otros factores aparte del rendimiento, como el precio, la compatibilidad y el aspecto externo. Todo eso jugará un papel fundamental en tu decisión.

Mientras que la refrigeración líquida supera a la por aire en varios escenarios, deberías basar tu decisión en lo que necesites de verdad. No hay razón para emplear una refrigeración líquida si tu CPU no se calienta, o una por aire de las existentes en el mercado si no eres gamer. Lo importante es que tengas claro qué hardware necesitas para el PC que estés usando.

Así que no hay realmente una “mejor manera” de refrigerar una CPU, porque no hay una “mejor manera” de montar un PC. Cada PC es único en función de las necesidades de su constructor, y la refrigeración de la CPU es solo una de las muchas elecciones que vas a poder tomar. ¡Depende de ti!